Evita el Calor en Zonas Frescas del Condado

Evita el Calor en Zonas Frescas del Condado

¿Buscas escapar del calor del verano este fin de semana festivo? Considera visitar una de las Zonas Frescas del Condado de San Diego. Estos lugares designados, incluyendo bibliotecas y centros comunitarios, ofrecen espacios con aire acondicionado gratuito para adultos mayores, personas con discapacidades y cualquier persona que busque un descanso de las temperaturas extremas. Al utilizar las Zonas Frescas, los residentes pueden reducir su uso de energía y así contribuir a la conservación de energía en toda la comunidad. 

El programa de Zonas Frescas se estableció para proteger el bienestar de los adultos mayores, las personas con discapacidades y aquellos cuya salud podría verse afectada negativamente por las altas temperaturas. Este programa, gestionado por la Agencia de Salud y Servicios Humanos del Condado de San Diego en asociación con San Diego Gas & Electric (SDG&E), las Zonas Frescas proporcionan un respiro vital durante el clima caluroso. 

Para los residentes del Condado de San Diego que no tienen acceso a transporte para llegar a una Zona Fresca, hay asistencia disponible. Los adultos mayores, las personas con discapacidades y las personas confinadas en casa pueden llamar al 211 para coordinar con un servicio de transporte gratuito o de viajes compartidos. 

Para encontrar la lista completa de Zonas Frescas y obtener información adicional, visita la página web del Condado aquí. 

Además de visitar las Zonas Frescas, aquí tienen algunos consejos prácticos para combatir el calor: 

  • Reduce tus actividades: Sé más activo físicamente durante la parte más fresca del día y modera tu ritmo durante las actividades físicas. 

  • Mantente en interiores: Si no usas aire acondicionado, quédate en el piso más bajo. Mantén las persianas bajadas y las cortinas cerradas, pero deja las ventanas ligeramente abiertas. 

  • Usa ventiladores: Los ventiladores eléctricos no enfrían el aire, pero ayudan a evaporar el sudor, lo que enfría tu cuerpo. 

  • Refréscate: Toma una ducha, baño o un baño de esponja refrescante. 

  • Evita usar el horno: Los electrodomésticos de cocina generan calor en interiores. 

  • Vístete adecuadamente: Usa ropa ligera, holgada y de colores claros para reflejar el calor del sol. 

  • Ventila los autos calientes: Antes de subirte a un auto estacionado, abre las ventanas para liberar el calor atrapado. 

  • Nunca dejes a niños o mascotas en vehículos: Incluso con las ventanas entreabiertas, las temperaturas dentro de un auto pueden volverse letales. 

  • Mantente hidratado: Bebe más líquidos de lo habitual, incluso si no tienes sed. 

¡Mantente fresco y seguro durante el calor del verano!